POR DR. ANTONIO CONTRERAS B.- La codificación de la salud y la ausencia de una medicina curativa ha llevado a las personas a agruparse en grupos de ayuda mutua (GAM) o grupos de auto ayuda, son grupos de personas que se unen para brindarse ayuda y apoyos específicos para cada problema y compartir una experiencia o un problema. Los GAM o también llamados grupos de autoayuda surgen en Estados Unidos en 1935 a iniciativa de los fundadores de Alcohólicos Anónimos, quienes convencidos de que sólo a través de la fuerza que se da al interior de un grupo y de cada individuo se pueden combatir retos y enfermedades. Surgen de parte de ayuda a las familias en respuesta a una carencia de información y de recursos en la comunidad. Un grupo de autoayuda es un foro en donde los individuos que comparten un problema o situación similar, ventilan emociones y sentimientos, intercambian experiencias y se brindan apoyo mutuo.

En el 1986 se efectuó la primera conferencia internacional para la promoción de la salud en OTAWA Canadá (OMS) donde se sentaron las bases para impulsar la capacidad de la comunidad y la participación social, naciendo los GAM.

Los objetivos se orientaron a la aplicación de todos los agentes implicados en la salud: perfecciónales de la salud, pacientes, familiares, cuidadores, movimientos asociacionistas.

Surgen como una necesidad de los movimientos migratorios unidos al estrés aculturativo y aspecto como el síndrome de Ulises, lejos de la red familiar y la red eterna con los que comunicarse y además en la integración de la mujer del mundo laboral, el aumento de la morbilidad, aumento de la tasa de supervivencia como una mejora de la ciencia de la salud, crecimiento de las conductas adictivas y por ultimo un aumento de la esperanza de vida de la población.

 

Los grupos GAM proporcionan un sistema adaptativo basado en la comunidad son estrategia fundamental en la educación para mejorar el control, seguimiento, prevención y tratamiento de la enfermedad tales como enfermedades mentales crónicas, depresión, ansiedad, duelo, diabetes, hipertensión, cáncer, lo cual se observó una importancia en la proactividad en el desarrollo del tratamiento.

Los GAM, permiten a las personas que los forman relacionarse entre sí, compartir experiencias que ellos entienden, recibir información, conocimientos, fuerza y esperanzas para afrontar los conflictos.

Las finalidades básicas de los GAM son compartir información y experiencias. En los grupos se comparte información, cada uno manifiesta su experiencia y la va contrastando con la de otros. Los grupos hacen que sus integrantes aprendan a asumir individualmente sus responsabilidades, a la vez que promueven valores a través de los cuales pueden reforzar su propia identidad. Además, se participa compartiendo información y experiencias semejantes, ya en reuniones cara a cara o mediante otros contactos. Existe un proyecto de trabajo que consiste en las actividades cooperativas organizadas para conseguir sus objetivos.

Diversos estudios han comprobado que estos grupos fomentan directamente la salud y reducen el malestar psicológico. Estos son sólo algunos de los beneficios de participar en un GAM:

En el grupo, la persona encuentra un espacio en el que se puede expresar libremente y sin ser juzgada.

El GAM proporciona apoyo emocional. Poder compartir experiencias hace que la persona se pueda distanciar del problema y ser más objetiva para tomar decisiones más positivas.

Permite que la persona reciba información y conocimientos sobre su situación de manos de otras personas que han vivido experiencias similares a la suya.

Las personas se sienten más fuertes, su sensación de control aumenta y mejora su capacidad para afrontar nuevas situaciones. Perciben un aumento de su autoestima y del estado de ánimo positivo.

Las personas que participan en los GAM suelen referir mejoras en sus relaciones familiares, laborales y sociales.

Y por supuesto esto contribuye a un estado de vida más saludable.

Misión: Contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con enfermedad, siendo el grupo el que proporcione apoyo emocional, aumento de autonomía en las relaciones interpersonales y en la relación con los sistemas asistenciales.

Visión: Los Grupos de Ayuda Mutua reconocen, desarrollan y estimulan el poder de las personas para ayudarse a sí mismas, a la vez que ayudan a otras personas en su proceso de recuperación, potenciando la eficacia y eficiencia de los abordajes tradicionales y considerándolo una práctica complementaria por la atención sanitaria formal.

El conocimiento adquirido a través de experiencias ya vividas y el aprendizaje de otras distintas, sirven de reclamo para los futuros miembros de estos grupos.

Valores: Los valores que contienen los GAM se centran en las personas y en los sistemas sanitarios, centrados en las personas Escucha, Respeto, Apoyo emocional, Tolerancia, Comprensión, Igualdad, Responsabilidad, Honestidad, Participación voluntaria y activa, Autonomía, Confidencialidad (crear un ambiente seguro para las personas que participan, a Través de confianza e intercambio de vivencias personales), Empoderamiento, Reciprocidad, Comunicación empática, Compromiso individual de cambio y de estar dispuesto a implicarse como igual en el grupo, Recuperación individual desde lo grupal o colectivo, Constancia, Centrados en el sistema sanitario, Eficacia en recuperación personal, Eficiencia, menor coste emocional y económico, Complementariedad de los sistemas formales e informales, Compromiso social, Calidad de la atención.

La ayuda mutua nace de este intercambio de experiencias personales, de dar y recibir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *