SANTIAGO, R.D.- La solicitud de la Fiscalía de Santiago para la imposición de la prisión preventiva contra los traficantes a quienes incautó más de 2 mil libras de marihuana, cocaína, armas, vehículos, prendas y dinero en efectivo, durante un operativo interagencial, fue acogida este jueves por el juez de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente que determinó privar de su libertad a los tres imputados del caso durante 12 meses. 

El juez Julio Araujo también declaró el caso de tramitación compleja, en tanto que además de la violación a varios artículos de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas, el órgano persecutor le imputa a José Andrés Rodríguez Guzmán (Fira); Ángelo José Rodríguez Rodríguez (el Fira) y Luis Miguel Vargas, cargos provisionales por violación a la Ley 631-16 de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, así como a la 155-17 sobre Lavado de Activos. 

La fiscal representante del Ministerio Público, Martha González, sustentó en la audiencia que los imputados conformaban una organización criminal que traficaba con drogas, bajo una inusual modalidad a fin de evadir las labores de vigilancia y rastreo de la droga. 

Sobre la operación interagencial que el Ministerio Público coordinó y en la que participaron agentes antinarcóticos de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), a través de la Dirección de Operaciones Contra el Tráfico de Drogas para el Consumo Interno (Dotci), las autoridades lograron incautarse de 400 pacas con un peso aproximado de 2,227 libras de las que, por sus características, presume es marihuana. 

 

Así también ocuparon un kilogramo de una sustancia que el análisis forense del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) confirmará si se trata de cocaína.  

También, se le ocupó dos pistolas, una Carandai y una Taurus calibre nueve milímetros; una escopeta Maverick calibre 12 milímetros con 14 cartuchos para la misma, así como decenas de cápsulas de distintos calibres.  

El Ministerio Público tiene entre las evidencias incautadas dos vehículos, un autobús, prendas, dos balanzas digitales, una máquina trituradora, y una máquina para empaque al vacío. 

Partes de las pruebas materiales que el Ministerio Público ocupó y que evidencian el método sofisticado para la envoltura,  almacenaje, distribución y venta de distintos tipos de drogas, son los rollos de plástico utilizados para empacar la sustancia narcótica y otros rollos de material textil sintético. 

El Ministerio Público le ha otorgado al presente proceso la calificación jurídica provisional de violación a los artículos 4 letra (D), 5 letra (A), 6 letra (A), artículos 8, 9 letra (D y F); también los artículos 28, 50, 34 y 75, párrafo II, de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas en la categoría de traficantes.  

Además, estos hechos constituyen una violación a los artículos 66 y 67 de la Ley 631-16, para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, así como transgresión a la Ley 155-17 sobre Lavado de Activos.

La medida de coerción será cumplida en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Rafey Hombres, de Santiago.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *