Por Paino Abreu Collado.- Qué acciones puede tomar un país pequeño como la RD frente al calentamiento terrestre?  Nuestros ancestros barrían el frente de sus casas así fuera una calle o un camino  y decían, “somos pobres pero limpios”. 

Tenemos que dar el ejemplo como familia y como ciudadanos. Pero como Estado, hay que establecer políticas públicas correctas contra todo tipo de factores contaminantes y los gobiernos deben demostrar a la sociedad que son capaces de hacer cumplir esas políticas.

Como país, la República Dominicana se ha comprometido en la ONU a participar del esfuerzo global para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, especialmente el CO2 emitido por las plantas de generación eléctrica en base a combustibles fósiles y por los vehículos con motores de combustión interna.

Los partidos políticos aspiran al poder para hacerse cargo del gobierno y dirigir el Estado, y por consiguiente, están en la obligación de exponer ante la sociedad lo que harían para resolver sus necesidades.

 

El Partido Fuerza del Pueblo trabaja con su Presidente y candidato, el Doctor Leonel Fernández, para alcanzar el poder en este 2024 y en lo que respecta a la necesidad de impedir que el planeta se siga calentando, estamos preparados para continuar aportado el grano de arena que nos corresponde como país pequeño.  De hecho, ya Leonel lo demostró con su  clara visión de política ambiental ejecutando el Plan Nacional Quisqueya Verde que elevó en 44 % la cubierta boscosa del país en sus gobiernos, al pasar de 27 % en 1996 a 39 % en 2012.  Los árboles fijan el CO2.

Igual visión tuvo Leonel en relación al transporte colectivo. Qué hubiese sido de la Capital de la República Dominicana sin esos túneles, elevados y desniveles; pero especialmente sin ese New York chiquito representado en el metro de Santo Domingo? Solución  que los demás gobiernos han tenido que continuar porque descongestiona las calles, resuelve el transporte de millones de personas y lo hace sin ruido ni emisiones dañinas de gases de efecto invernadero.

Y qué decir de la generación de energía no contaminante?  Desde antes, la Ley General de Medio Ambiente (64-00), promovida y aprobada en el primer cuatrienio de Leonel, dedicó todo un capítulo al proceso de evaluación ambiental y otro al tema de la contaminación atmosférica, la protección de la capa de ozono y la prohibición de la gasolina con tetraetilo de plomo.

Pero donde hay que reconocer nuevamente la capacidad y visión de futuro de Leonel Fernández es en la Ley No. 57-07 de Incentivo al Desarrollo de Fuentes Renovables de Energía, conocida, aprobada y promulgada  en su tercer periodo de gobierno, el 7 de mayo de 2007. La generación de energía limpia en nuestro país ya ronda cerca del 20% y eso, como la masa boscosa,  sí que es reducción de emisión de C02 a la atmósfera.

En nuestro país pequeño, muy pronto seguiremos recorriendo un camino ancho y seguro con Leonel para reducir emisiones y quitar la basura de nuestra vista, como hacían nuestros padres y abuelos.  La nueva ola de transformaciones que se avecina incorporará la dimensión ambiental a todos los procesos de planificación y a todo el sistema educativo dominicano, en pos de una economía circular donde todo se transforme y nada se pierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *