POR FRANCISCO PORTES B.- El triunfo electoral alcanzado por Dio Astacio en las primarias celebradas ayer 1 de octubre por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) en Santo Domingo Este ha sido una sorpresa hasta para el propio ganador, esto no se esperaba y menos con la elevada cantidad de votos que obtuvo el “Pastor”.

 

A todas luces y en cada esquina y escenario se decía y aseguraba que Manuel Jiménez era el candidato favorito del presidente Luís Abinader, sobre todo por la afinidad en la teoría de la pulcritud y buen menjo de los fondos públicos.

Para sorpresa y asombro de todos, Manuel Jiménez quedó en el último lugar, el cuarto en el orden de los participantes.

 

Aparentemente hasta los empleados del ayuntamiento votaron en contra del alcalde de la Ciudad “Justa y Creativa”. Traición.

En conversación con dirigentes del PRM y funcionarios del palacio municipal, estos no salen del asombro y entieden y comentan a la vez que Manuel fue traicionado por la dirigencia del partido, incluyendo el Palacio Nacional, que le dieron la espalda al Alcalce.

Dío, a diferencia de Bertico y Adán no tuvo apoyo manifiesto de aspirantes al puesto, como lo hicieron Robert Arias, Mérido Torres y José Sásnchez que buscaron  refugio o sombra futurista.

Una debilidad destacada que según nos contó un miembro del equipo de Manuel fue que no apareció la logística para mover a los votantes, mientras de la otra parte fluían a borbotones y desde temprano.

 

En medio de todo esto me surge una pregunta ¿Habrían recido los demás candidatos participantes apoyo económico de las compañías a las que les fueron rescididos los contratos de regogida de basura? Digan ustedes queridos lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *