SANTO DOMINGO, R.D.- Las Fuerzas Armadas conscientes del compromiso que tienen frente a los ciudadanos dominicanos, ha iniciado la entrega a los militares de ejemplares del manual del uso de la fuerza.

El uso de la fuerza es el empleo de tácticas, técnicas, métodos y recursos por parte de los miembros de las FFAA en el cumplimiento de sus funciones, para salvaguardar la seguridad y defensa nacional, así como el apoyo a las autoridades civiles, garantizando con ello integridad del ciudadano dominicano.

Fuerzas Armadas a través de La Escuela de Graduados de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario (EGDDHH y DIH) del INSUDE, con la intención de reforzar el conocimiento en la materia, inició una jornada de talleres sobre las “Reglas de uso de la Fuerza (RUF)”, donde se proporciona al soldado tanto un ejemplar como la inducción del mismo.

El documento contiene los pasos básicos que cumplir y que no deben ser olvidados por los soldados al momento de apoyar a la Policía Navidad en los operativos cívicos-militares en los que participan, en el mismo se destacan los siguientes puntos:

 

  1. El soldado debe conocer ciertos principios en el ejercicio de sus funciones, y debe ser oportuno y utilizar la fuerza conforme sea necesaria, siempre salvaguardando la vida, integridad, derechos y bienes del ciudadano.
  2. Ejecutar los niveles del uso de la fuerza, que van comprendidos en una escala de aspereza, desde la presencia física hasta el uso de armas letales.
  3. Al momento de manejar multitudes los miembros de las Fuerzas Armadas deben identificar las conductas y determinar el nivel de acción en el campo de trabajo, luego establecer contacto con los representantes y rápidamente planificar y establecer el protocolo a utilizar para contrarrestar la falta por parte del ciudadano.

  1. El folleto establece que el militar tiene la autoridad de arrestar, registrar y desarmar a individuos o grupos que cometan un ilícito o demuestren la intención de cometerlo, ya sea en infraganti delito o en cumplimiento de una orden judicial.
  2. Si tomando las debidas precauciones y medios persuasivos para la ejecución del arresto, el mismo fracasa, es preciso utilizar técnicas que permitan al soldado ejercer un control físico contra la persona que será apresada, utilizando macanas, bastón o cualquier herramienta no letal que esté al alcance.
  3. Tan pronto el militar logre apresar al individuo o controle la situación, se debe cesar el uso de la fuerza, luego de ello se aplicarán medidas necesarias para la asistencia que requiéran los ciudadanos.

El folleto contiene los principios básicos para el uso de la fuerza, niveles, manejo de multitudes, también como y porque proceder a un arresto, así como sus técnicas y como identificar el cese del uso de la fuerza en los distintos escenarios que el militar se ve expuesto en el día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *