Santo Domingo.- Los jueces de la Primera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional decidieron anular la decisión de la jueza de primera instancia que le había negado la revisión obligatoria de la prisión preventiva a José Ramón Peralta, con el alegato de que los recursos que este interponía fungía como tales.

 

Sin embargo, el imputado se quejó de que permanece privado de libertad sin que ninguna instancia judicial haya escuchado sus argumentos.

 

 

“¿Qué debo hacer para ser escuchado en justicia y exponer mis argumentos del porqué mi prisión es injusta?”, exclamó Peralta al término de la audiencia.

 

La queja de Peralta, a pesar de que la corte consideró como irregular la actual de la jueza Patricia Padilla, que en dos oportunidades reprogramó las revisiones obligatorias a la medida de coerción, se debió a que lleva siete meses en prisión sin que se le conozca una audiencia.

 

La decisión de la corte anuló el argumento de la jueza Padilla, que en dos oportunidades le negó la audiencia de revisión de la medida de coerción de prisión preventiva, alegando que los tres meses fijado por el Código Procesal Penal se interrumpen cuando el imputado interpone algún tipo de recurso.

 

En la audiencia de ayer el Ministerio Público interpuso un incidente de incompetencia de la corte, que fue rechazado.

 

Al conocer otro incidente, decidió anular la resolución de la jueza de la instrucción, y devuelve el expediente al juzgado de Instrucción para que conozca la revisión de la prisión. A Peralta se le impuso 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción por el caso Calamar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *