La delincuencia sigue dominando en Santo Domingo Este

0
109

POR FRANCISCO PORTES B.- Las calles de Santo Domingo Este continúan siendo controladas por la delincuencia que actúa a sus anchas, tal como un pececillo en el ancho mar, esto producto de una mala gestión policial, sufriendo la ciudadanía los estragos producto de la dejadez en materia de seguridad.

La gente de este municipio vive una pesadilla permanente desde que asumió el actual director regional, quien ha sumido en el caos dicho territorio, diezmando la tranquilidad, la paz y el sosiego de los munícipes.

Todo esto sucede porque los policías no lo quieren, entonces descuidan el trabajo y él tampoco dedica tiempo para controlar las acciones de los antisociales, que, como saben de la debilidad policial en la zona, se trasladan desde cualquier lugar a cometer sus fechorías, confiados en que nadie les podrá controlar. Un policía disgustado con un jefe no haría un buen trabajo, debido a que no va a beneficiar a quien lo maltrata.

Aquí, en Santo Domingo Este se cometen mas 100 asaltos cada día, esto lo sostengo, por las reiteradas denuncias que llega a Dando en el Clavo sobre las acciones de los desaprensivos que accionan sin temor, tan pronto hacemos una publicación denunciando el accionar delictivo, asimismo comienzan las llamadas y el envío de notas denunciando lo que pasa en cada barrio.

Varias denuncias tengo del barrio Aguas Locas, próximo al Hipódromo y por la Marginal de Las Américas donde todas las mañanas resultan asaltadas a punta de armas de fuero las personas que salen a cumplir con su trabajo. Horas de asaltos 6:00-6:30 a.m.

El Residencial Prado Oriental, que hasta hace poco era un sector exclusivo está siendo abatido por los delincuentes, habiendo establecimientos que han sido asaltados hasta tres veces y los denunciantes nunca reciben una respuesta de la Policía Nacional.

En Invivienda, donde está la base de la Dirección Regional parece un desierto de autoridad, campean los delincuentes como si estuvieran protegidos, para muestra basta un botón, anoche, a poca distancia del destacamento, tres o cuatro calles, asesinaron de vario balazos a un hombre quien duró un considerable tiempo agonizando y desangrándose.

El barrio El Tamarindo es de los más afectados, el encargado de ahí solo combate a los hombres de trabajo, llena la cárcel de trabajadores y de jóvenes indefensos para justificar  aparentar que trabaja; sin embargo los moradores de allá viven con la permanente queja de los robos y asaltos.

Todo esto sucede y nadie hace ni responde nada a los reclamos de la población que está desamparada por las autoridades policiales. “Los honestos presos y los delincuentes por su cuenta”, eso dicen los ciudadanos.

Otro problema latente que no tiene control en Santo Domingo Este es el Ruido, la queja de la gente es que llaman y la policía no le da asistencia a los ciudadanos a los que les roban el descanso y el sueño.

Y eso que supuestamente el director se la pasa coqueteando y haciendo Lobby con ciertos funcionarios; porque aspira a ser Director General de la Policía Nacional.

Cosas veredes, Sancho, que farán fablar las piedras”.

DEFINITIVAMENTE, EN INVIVIENDA HAY UNIFORMADOS; PERO NO POLICIAS.