0
26

POR FRANCISCO PORTES B.- El X Censo Nacional de Población y Vivienda no arrojará la realidad de la cantidad de personas que viven en la República Dominicana, debido a las fallas que caracterizaron y matizaron el empadronamiento que se llevó a cabo en el mes de noviembre.

Hubo fallas de los empadronadores que al parecer no fueron entrenados para la tarea asignada o no asimilaron las explicaciones y orientaciones para las que fueron convocados, eso presumo al observar la lentitud y parsimonia de algunos de ellos. No seleccionaron los mejores candidatos.

En el Residencial Las 50 Casitas de Prado Oriental, Autopista San isidro, en Santo Domingo Este todavía hay viviendas que no fueron censadas, lo mismo pasa en el Residencial Amanda II de la misma Autopista, en la calle Madre Teresa de Calcuta hay un edificio donde no fue empadronado nadie, según informaciones y quejas llegadas hasta Dando en el Clavo.

Los residentes de del edificio se quedaron en sus puertas esperando a los empadronadores que nunca llegaron.

Otra denuncia que recibió este digital fue del Municipio de Boca Chica, a verdad de la denunciante, el empadronador se paró en el frente de su vivienda y le preguntó que cuantas personas vivían en la casa, respondiéndole la señora que tres; pero que en el patio había otras viviendas, haciendo él caso omiso a la información y retirándose del lugar.

El empadronador no preguntó nombre, edad, sexo ni otro dato de las personas, solo la cantidad y nada más por lo que entendemos que el X Censo Nacional de Población y Vivienda 2022 está muy sesgado.

Esperé hasta este momento, con la esperanza de que esos errores se corrigiesen; más así no sucedió. Estos son solo algunos caso que llegaron a nosotros.